martes, 27 de enero de 2009

EL AMOR: UNA EXPLOSIÓN DE VALORES (III Parte)

Este mensaje lo voy a dividir en tres puntos y vamos a ver como el AMOR es la base, la raíz, la fuente de donde surgen todos los valores. En Lucas 10:27 el Señor Jesús repite lo que ya estaba escrito en el A.T.Deut. 6:5 “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente, y a tu prójimo como a ti mismo.” Valores en relación…

1º) VALORES EN RELACIÓN CON DIOS
2º) VALORES EN RELACION CON EL PRÓJIMO
3º)VALORES EN RELACIÓN CON UNO MISMO (PERSONALES)


Me vais a permitir que empiece por los valores personales para terminar con los valores referentes a Dios.

VALORES QUE TIENEN QUE VER CON MI PERSONA.(Personales)

¿Cómo me veo a mí misma? Esta pregunta puede tener diferentes respuestas.
Es importante saber qué concepto tenemos de nosotros mismos porque vamos a actuar conforme nuestros valores, de manera que si nuestros valores están fundamentados en la Palabra de Dios, tendremos el concepto correcto de lo que somos pero si no es así, podemos ir desde la baja autoestima hasta la prepotencia y los dos extremos, como veremos, son igualmente negativos.
1º) “ME VEO COMO UN FELPUDO”.
La experiencia de muchos psicólogos y psiquiatras es que las consultas se llenan de personas que tienen la autoestima por los suelos. Las razones pueden ser muchas: maltrato físico o psicológico, personas extremadamente tímidas incapaces de mirar a la cara, personas anuladas, sometidas, que han sufrido alguna pérdida y no levantan cabeza… Estaríamos hablando de personas que tienen los siguientes contravalores: tristeza, cobardía, fragilidad, esclavitud, dolor, dependencia, amargura, angustia ¡cuidado! No estoy diciendo que un creyente en un momento puntual de su vida, no pueda sentir alguno de estos contravalores,(no siempre estamos en la cima de la montaña, a veces estamos en el valle) sino que estoy hablando de un estilo de vida, de una manera de vivir continua.
La Palabra de Dios tiene algo que decir al respecto. Algo no….mucho.
Lo primero que vemos ya en el Génesis es que Dios nos creo como algo especial. Fuimos su obra maestra, la guinda del pastel, Dios creo muchas cosas y todas buenas pero nada comparable al hombre. ¿por qué?
“Y creo Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó”(Génesis 1:27)
Por ser su creación especial tenemos una DIGNIDAD como personas y tenemos LIBERTAD porque Dios nos hizo libres.
Por lo tanto, el propósito de Dios no es que el hombre-la mujer sea un felpudo que cualquiera pueda pisotear. El propósito de Dios no es que vivamos como gallinas, siempre picoteando en el suelo sino que alcemos la vista al cielo y volar como águilas. (Isaías 40:31) “pero los que esperan en el Señor tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas”
Es verdad que la imagen de Dios quedó deteriorada por el pecado pero Dios ha ideado un plan precioso para que esa dignidad y esa imagen pueda ser restaurada de nuevo.
¿Qué valores personales podemos resaltar en este apartado?
Dignidad; libertad. ¿Os acordáis de la frase con la cual termina cada domingo el programa evangélico “Buenas Noticias”? La presentadora siempre termina diciendo. “ y recuerda: Tú…….vales mucho para Dios”


Esther López (Continuará)

4 comentarios:

Keila dijo...

Me hubiera gustado estar presente para escuchar a tu hermana =)

angelines dijo...

Eva, me esta gustando mucho lo que estas compartiendo ahora, aunque no te haya escrito ningún comentario, hoy sí, porque esto que hoy tu has comentado ayer lo vimos en los estudios de Preparados para servir, como Dios en la creación le dio al hombre una dignidad y la libertad, aunque por el pecado se haya estropeado, pero Dios en su infinita gracia no permitio que el hombre se quedará así y puso la solución.
Sobre todo tener la seguridad como dice Beni Moreno " TU VALES MUCHO PARA DIOS".

elim-el oasis de Eva dijo...

A mí también Keila, fue un encuentro de mujeres en Sevilla, el sur de España (muy lejos de donde yo vivo, así que me conformé con los apuntes...

elim-el oasis de Eva dijo...

Angelines, es importante recordar lo valiosas que somos para Dios, para saber mirarnos a nosotras mismas de la forma correcta, me alegro que el estudio te sea de provecho.