martes, 31 de diciembre de 2019

Adiós 2019. Hola 2020



Han pasado 365 días desde que despedía el año 2018 y mirando hacia atrás han pasado volando.
Como cada año ha habido momentos de alegría y de tristeza, el más triste sin duda fue despedir a mi cuñado José Luis, al que recordamos con mucho cariño y damos gracias por el tiempo que lo tuvimos entre nosotros. Me quedo con su ejemplo de fe y su amor por pasar tiempo con la familia.
Entre los motivos de gratitud destacar el comienzo del Curso de Asesoría familiar con la Asociación Eirene España. Con mucha ilusión y expectativas en ver cómo Dios obrará a través de lo que aprenda.
No sabemos lo que nos deparará este nuevo año 2020, pero como cada año, mi oración es que "el Señor nos ayude a enfrentarlo en sus fuerzas".

Adiós 2019. Hola 2020.


domingo, 22 de diciembre de 2019

Feliz Navidad 2019



El nacimiento de Jesús nos descubre el corazón y el carácter de Dios. Dios se identifica con la raza humana y lo hace de una forma humilde. Tal vez habríamos esperado que el nacimiento de Jesús fuera de otra manera más llamativa, pero así nos damos cuenta de una verdad que encontramos a lo largo de toda la Biblia: "que Dios actúa de manera diferente a cómo actuaríamos nosotros".

A todos los peregrinos que pasáis por este oasis, os deseo una Feliz Navidad... y recordad que la historia de Jesús no termina con el bebé envuelto en pañales, eso es solo el principio de lo que Dios ha estado haciendo a lo largo de la Historia.

jueves, 19 de diciembre de 2019

"Celebremos el gran regalo": la navidad a través de las canciones.



Un clásico en este blog es recordar la primera navidad a través de las canciones. Las que os presento corresponden al álbum "Celebremos el gran regalo" y están interpretadas por componentes de la iglesia IBI (Iglesia Bautista Internacional en Santo Domingo).

- !Oh Noche Divina! (feat. Sarah Jerez)
- Noche de Paz
- ¿Quién Pudo Soñar?
- Venid, Fieles Todos
- Al Mundo Paz / Hay Libertad




lunes, 16 de diciembre de 2019

"Hábitos para tener un buen día" (Conferencia Sergio Fernández)



Ante la pronta llegada de un nuevo año empiezo a pensar en qué nuevos hábitos puedo incorporar a mi día a día. Sergio Fernández nos da en este video algunos consejos:


Algunos de los hábitos que me han parecido interesantes son:

- Un tiempo de silencio cada día.
- Establecer objetivos personales, profesionales y sociales. Establecer uno cada día.
- Agradecer cada día.
- Eliminar la televisión.
- No quejarse nunca. Si algo no te gusta, lo cambias o haces algo al respecto.
- Convierte tus desplazamientos y tareas del hogar en una universidad ambulante. (Escuchando conferencias o audiolibros)
- Haz formación, al menos una vez al año.
- Léete un libro a la semana. (O al mes, o...)
- Vacía los armarios una vez al año. Pregúntate si lo has utilizado en los últimos 15 meses.
- Detecta qué te gusta y hazlo.
- Celebra.
- Haz testamento una vez al año. Estamos aquí de paso.
- Apaga el teléfono.
- Invita a comer a alguien y escucha.
- Tómate una vez al año un tiempo sabático.
- Haz ejercicio/ anda diariamente...

Y unos hábitos que en el video no aparecen pero que te recomiendo (y que no te extrañarán si sigues mi blog) son: lee la Biblia y ora cada día.

martes, 26 de noviembre de 2019

Sesión 2 de la serie: "Una mujer sabia": "Cuida tu corazón"



Proverbios 4:23 (NTV)
23 Sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque este determina el rumbo de tu vida.

Corazón: hombre interior, mente, voluntad, entendimiento, pensamiento, sede de emociones y pasiones.
                        
En el corazón es donde se toman las decisiones que nos hacen sabias o necias.

- Pongamos el corazón en sintonía con Dios:
Lo que alegra a Dios nos debe alegrar, lo que le entristece, nos debe entristecer. Tenemos que buscar que ambos corazones se parezcan.

Ejemplo de David:
Hechos 13:22 (NTV)
22 Pero Dios quitó a Saúl y lo reemplazó con David, un hombre de quien Dios dijo: “He encontrado en David, hijo de Isaí, a un hombre conforme a mi propio corazón; él hará todo lo que yo quiero que haga”

Para cuidar nuestro corazón tenemos que nutrirnos de la Escritura y así cultivar nuestra relación con Dios.
Del mismo modo que para tener un corazón saludable a nivel físico necesitamos ingerir alimentos que contribuyan a su buen estado, nuestro ser interior, el corazón emocional y espiritual, necesita que lo alimentemos bien, con comidas saludables. Y esa comida saludable es la Palabra de Dios.

- Dios, examina mi corazón
Tenemos que venir delante de Dios dispuestas a que nos haga un examen profundo del corazón, y si es necesario, una cirugía.
“Un pequeño resentimiento se convierte en amargura. Ciertos logros nos llenan de orgullo y nos roban la humildad. Lo que otros tienen nos produce envidia en lugar de alegría…"

Salmos 139:23-24 (NTV)
23 Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce los pensamientos que me inquietan. 24 Señálame cualquier cosa en mí que te ofenda y guíame por el camino de la vida eterna.

Guardar el corazón también requiere que escojamos un camino recto, un camino que agrade a Dios, un camino de obediencia y sabiduría divina.

- Protege tu corazón
Cuida a qué cosas expones tu corazón, es decir tu mente, tus pensamientos.
La mujer sabia escoge llenar su corazón de cosas puras, que honren a Dios y edifiquen a los demás.
Guardar nuestro corazón implica que no nos desviemos. Que no vuelva a llenarse otra vez con la basura que el Espíritu Santo ha limpiado. Tenemos que guardarlo y para ello, seguir el camino que ya quedó establecido por Dios en su Palabra.
“La gente juzga por las apariencias, pero el Señor mira el corazón” (1 Sam 16:7)
¡Seamos sabias!

Para profundizar
-          Seguro has escuchado la frase “sigue tu corazón”. Con esa idea en mente, lee Jeremías 17:9 ¿Qué crees ahora? ¿Será bueno que sigamos nuestro corazón?
-          Busca los pasajes y señala las cosas que dañan el corazón:
        Proverbios 11:20; 12:20; 14:30; 18:8; 21:4; Hebreos 3:12


Puedes consultar el power point con todos los apuntes de la segunda sesión basada en el libro: "Una mujer sabia" (Principios para vivir como Dios lo diseñó) de Wendy Bello: