lunes, 17 de junio de 2019

"Una lengua bella es una lengua agradecida" (Serie: "Salón de belleza para la lengua")




Personas agradecidas en la Biblia:

David:

Yo te daré gracias en la gran asamblea; ante una multitud te alabaré.” (Salmo 35:18 NVI)

“Cuán bueno, Señor, es darte gracias y entonar, oh Altísimo, salmos a tu nombre;” (Sal 92:1 NVI)

 

Pablo:

“Primeramente doy gracias a mi Dios mediante Jesucristo con respecto a todos vosotros, de que vuestra fe se divulga por todo el mundo.” (Romanos 1:8)

 

Gracias doy a mi Dios siempre por vosotros, por la gracia de Dios que os fue dada en Cristo Jesús;” (1ª Cor. 1:4)

 

“Por esta causa también yo, habiendo oído de vuestra fe en el Señor Jesús, y de vuestro amor para con todos los santos, 16 no ceso de dar gracias por vosotros, haciendo memoria de vosotros en mis oraciones,” (Efesios 1:15-16)

 

Una lengua apreciativa actúa como un lazo de amor en las relaciones.

Aprecia a tu esposo e hijos y exprésalo para que lo sepan.

Acentúa la parte positiva de tu vida. En vez de quejarte de lo que no tienes, ¡aprecia lo que tienes!

 

Una lengua apreciativa cambia la perspectiva: “La mujer que sabe apreciar será sabia en descubrir lo bueno y lo bello en cada momento”

 “El aprecio o la gratitud no eliminará las cosas feas, desagradables e inseguras de la vida pero te ayudará a no recibirlas con tanto rigor y a gozar de la vida mucho más.”

 

Puedes consultar el power point de esta sesión basada en el libro "Salón de Belleza para la Lengua" (Leroy Koopman)

 

miércoles, 29 de mayo de 2019

Una lengua bella es una lengua silenciosa. (Serie "Salón de belleza para la lengua")




Lo que se dice sobre el valor de una lengua silenciosa:

“El hablar es plata, el silencio es oro” (Proverbio alemán)

“Raramente tendremos que arrepentirnos de hablar poco; pero muy a menudo nos arrepentimos de hablar demasiado”

“Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para aprender a callar.” E. Hemingway

Lo que dice la Biblia:

“El que mucho habla, mucho yerra; el que es sabio refrena su lengua” Proverbios 19:10 (NVI)

En el libro de Eclesiastés encontramos que : “Hay tiempo para todo”; “tiempo de callar, y tiempo de hablar;” (Ecl 3:7)

 Demasiado a menudo confundimos las dos cosas: Hablamos cuando deberíamos guardar silencio y guardamos silencio cuando deberíamos hablar.

Cómo conseguir que nuestro silencio sea un “Silencio constructivo”:

1. Elimina la murmuración: una mezcla de verdad, media verdad y medio mentira que daña a todo el mundo y no ayuda a nadie.

Aún cuando sea verdad, ¿es necesario divulgarlo?

2.- Promueve la armonía.

Santiago 1:19(RVR60): “tardo para hablar, tardo para airarse;”

Hablamos más impulsivamente cuando estamos enojadas. Lo que decimos deja “huella”.

3.- Es un ministerio para otras personas:

Para muchas personas es de gran ayuda simplemente que alguien las escuche.

 4.- Es importante en nuestra relación con Dios:

Salmos 46:10 (RVR60) “Estad quietos, y conoced que yo soy Dios;”

Salmos 37:7 (NVI) “Guarda silencio ante el Señor, y espera en él con paciencia;”

Da a Dios la oportunidad de decir algo.

Ejercicios de belleza:

-  Llama por teléfono a una persona anciana y déjala hablar

- Comprueba si eres buen oyente.

- Calla cuando tienes intención de decir algo que podría hacer daño a alguna persona.

- Deja un tiempo de silencio después de que ores.

- Resiste la tentación de discutir sobre asuntos que ni te van ni te vienen.

 

Puedes consultar el power point donde se amplía esta sesión basada en el libro "Salón de Belleza para la Lengua" (Leroy Koopman)
 

 
 

 

lunes, 27 de mayo de 2019

Toque físico. (Los 5 lenguajes del amor, última parte)




Hemos sabido desde siempre que el contacto físico es una manera de comunicar amor. Numerosas investigaciones en el campo del desarrollo infantil han llegado a esta conclusión: los niños que son tenidos en los brazos, abrazados y besados desarrollan una vida emocional más saludable que los que son dejados solos por largo tiempo sin contacto físico.

El contacto físico es también un poderoso vehículo para comunicar el amor marital. Tenerse de las manos, besarse, abrazarse y tener relaciones sexuales son los medios de comunicar el amor al cónyuge. Para algunos individuos, el contacto físico es su lenguaje amoroso principal. Sin eso, no se sienten amados. Con eso, su depósito emocional está lleno y se sienten seguros del amor de su cónyuge.

Si el lenguaje principal de amor de su cónyuge es el contacto físico, nada es más importante que tenerla entre los brazos cuando hay tristeza y necesita consuelo.

A evitar:

         Rudeza

         Rehuir el toque de tu pareja

         Portarte con frialdad ante las demostraciones afectivas físicas de tu pareja.

Conclusión.

¿Por qué he de aprender el lenguaje de amor de mi pareja?

“… en el corazón de la existencia humana se encuentra el deseo de tener intimidad y de ser amado por otro. El matrimonio está diseñado para llenar esa necesidad de intimidad y amor”. (Gary Chapman)

“Llenar la necesidad de amor de mi pareja es una decisión que tomo cada día. Si sé cuál es su lenguaje principal de amor y decido hablarlo, sus necesidades más profundas serán satisfechas y ella se sentirá segura de mi amor. Si ella hace lo mismo por mí, mis necesidades emocionales serán satisfechas y ambos viviremos con un tanque de amor lleno. En un estado emocional de contentamiento, ambos mantendremos nuestras energías creativas para muchos proyectos interesantes fuera del matrimonio, y mantendremos nuestro matrimonio emocionante y floreciente”. (Gary Chapman)

 



 

(Basado en el libro "Los 5 lenguajes del amor" de Gary Chapman)

 

 

miércoles, 8 de mayo de 2019

Actos de servicio. (Los 5 lenguajes del amor)




Hay gente que se siente verdaderamente amada cuando estás a su lado haciendo tareas que podría hacer sola o que le molestan. Valoran el sacrificio que estás haciendo por ellas de dejar tu comodidad para estar realizar ese trabajo.

Estos actos “requieren pensamiento, planificación, tiempo, esfuerzo y energía. Si se hacen con un espíritu positivo, son en verdad expresiones de amor”.

Los actos de servicio que deseemos de nuestra pareja debemos expresarlos sin exigencias: “las peticiones dan dirección al amor, pero las demandas detienen el flujo del amor”. Pero lo que no debemos esperar es que nuestro cónyuge descubra lo que deseamos… hay que comunicarlo con buen talante y con paciencia si decide no hacerlo. “Con suficiente crítica usted puede conseguir que su cónyuge haga algo que usted quiere, pero no lo hará como una expresión de amor”.

 
Peligro            Los actos de servicio los realizas con un espíritu apacible, benigno y amable. No los hagas a regañadientes o de mala gana, porque le quitas el valor para la otra persona.

 
¿Cómo hacerlos?

         Ofrece tu ayuda antes que te la pidan.

         Haz de las peticiones de tu pareja tu prioridad.

         De manera frecuente, voluntaria y de buena gana.

 
A evitar:

         Decir “ahora lo hago” y no hacerlo.

         Es mejor ser específico y cumplir.

         Lo mejor sería hacerlo cuando te lo piden.

         Hacer cosas por otros y enojarte cuando tu pareja te pide algo o no hacerle caso.

 



 

(Basado en el libro "Los 5 lenguajes del amor" de Gary Chapman)



 

martes, 30 de abril de 2019

Recibir regalos. (Los 5 lenguajes del amor)




Pequeños detalles, que no tienen que ser costosos, dados sin razón aparente. Que le hagan saber que en algún momento del día estuvo en tu pensamiento. Detrás de los regalos, hay una actitud de generosidad hacia la otra persona.

 
Un regalo es algo que puedes tener en su mano y decir: «Mira, él estaba pensando en mí», o «Ella estaba pensando en mí». Para hacer un regalo, es necesario que estés pensando en la persona a la que se lo quieres regalar. El regalo mismo es un símbolo de ese pensamiento. Y no es ese pensamiento implantado en la mente solamente lo que cuenta, sino el pensamiento expresado al buscar y conseguir el regalo, y entregarlo como expresión de amor.

Los regalos son símbolos visuales del amor que tienen valor emocional.

Hay un regalo intangible que a veces habla más alto que el regalo que se puede tener en la mano. Se llama «el regalo de uno mismo», o el regalo de la presencia. Estar allí cuando su cónyuge lo necesita habla muy alto para aquel cuyo lenguaje principal de amor es recibir regalos.

Algunas personas son ahorradoras o austeras y les cuesta hacer regalos, pero deben descubrir qué les gusta a su pareja y entender que es una inversión en su felicidad.

 

Ejemplos:

         Unas flores, unos bombones , un libro, una colonia...

         El regalo de tu presencia: Dar tiempo, acompañar cuando te lo ha pedido o sientes que lo necesita.

         Haz algo a mano y obséquiaselo…

 

A evitar:

         Materialismo

         Sólo hacerlo en fechas significativas.

         No hacerlo ni siquiera en fechas significativas

         Hacerlo como una forma de expiar culpas o pagar favores.

         El regalo no es para ti.

 



 

(Basado en el libro "Los 5 lenguajes del amor" de Gary Chapman)

lunes, 29 de abril de 2019

"Nuevas fuerzas..." Isaías 40:31





La semana pasada estuve leyendo en Isaías 40 y el versículo que seleccioné para el día fue el 31: "En cambio, los que confían en el Señor encontrarán nuevas fuerzas; volarán alto, como con alas de águila. Correrán y no se cansarán; caminarán y no desmayarán." (NTV)

Hay muchas situaciones que quieren "cortar" nuestras alas, situaciones que nos agotan y nos dejan sin fuerzas pero... hay una promesa para los que confiamos en el Señor, ¡encontraremos nuevas fuerzas!... ¡volaremos alto!... ¡caminaremos sin desmayar!

Nota: versículo creado con la aplicación gratuita para móviles "youversion"
 

sábado, 13 de abril de 2019

Tiempo de calidad. (Los 5 lenguajes del amor)




Un aspecto central del tiempo de calidad es la unión. No me refiero solamente a la proximidad. Dos personas sentadas en la misma habitación están en estrecha intimidad, pero no quiere decir que estén necesariamente juntas. La unión tiene que ver con una atención completa entre los dos. Algunos esposos y esposas piensan que están pasando tiempo juntos cuando, en realidad, están solamente viviendo en estrecha proximidad. Están en la misma casa al mismo tiempo, pero no juntos. Un esposo que está mirando los deportes en la televisión mientras habla con su esposa, no le está dando tiempo de calidad porque ella no obtiene su atención completa.

 

Conversación de calidad:

- Mantén contacto visual cuando tu cónyuge habla. Eso impide que tu mente se distraiga y le asegura que tiene toda tu atención.

No escuches a tu pareja y hagas algo más al mismo tiempo. Recuerda: el tiempo de calidad da a alguien su atención total. Si estás mirando, leyendo o haciendo algo en lo que estás profundamente interesado y no puedes sacar de allí tu atención inmediatamente, dile a tu esposo/a que en ese momento no puedes prestarle toda la atención que necesita, y posponed la conversación para otro momento que decidáis. Lo normal es que estéis de acuerdo en ello.

 

- Escucha los sentimientos. «¿Qué emociones está experimentando mi pareja?» Cuando pienses que tienes la respuesta, verifícala procurando expresar con tus palabras lo que tu pareja te ha comentado y que ella confirme o corrija, lo cual ayuda a afinar más la expresión de sus sentimientos.

 

- Observa el lenguaje del cuerpo. A veces el lenguaje del cuerpo habla un mensaje, mientras las palabras hablan otro. Pida aclaración para estar seguro de que sabe lo que tu cónyuge está realmente sintiendo o pensando.

 

- No interrumpas. Investigaciones recientes han indicado que el individuo promedio escucha solamente diecisiete segundos antes de interrumpir e introducir sus propias ideas. Si yo te doy mi total atención mientras hablas, debo refrenarme de defenderme o de acusarte, o de declarar dogmáticamente mi posición. Mi meta es descubrir tus pensamientos y sentimientos. Mi objetivo no es defenderme o darte la razón. Es entenderte.

 
¿Cómo darlo?

Conversaciones o actividades comunes en donde estés presente y focalices tu atención.

Tiempo para estar uno a uno.

 
Ejemplos:

Ir a cenar juntos o sólo a caminar.

Conversar en casa mientras cenan.

Viajar juntos o pequeños escapes de fin de semana.

Cualquier cosa que ambos disfruten y los mantenga conectados.

 

A evitar

Teléfono móvil, revistas, TV y otras distracciones.

Si hay algo muy urgente, y en casos excepcionales, hazlo saber y ofrece devolver tu atención a tu pareja tras resolver el asunto.

Abusar del tiempo de convivencia con amigos, incluso los comunes.

Aislarse con el pretexto de querer tu soledad o de que tienes problemas o mucho trabajo.

 

Peligro          Cuando estéis en un momento de calidad que tu cónyuge valora, no desvíes la conversación hacia otro asunto. Ese tiempo de calidad es para él, no lo malogres porque te hayas acordado de alguna tarea o de algún asunto que requiere vuestra atención no urgente.

 





(Basado en el libro "Los 5 lenguajes del Amor" de Gary Chapman)