domingo, 18 de septiembre de 2011

Lo que Dios me dijo... a través de su Palabra.

Retomo la sección dedicada a compartir sobre lo que Dios me va mostrando en su Palabra (La Biblia). Como algunos ya sabéis me gusta escribir los versículos que para mí son “claves” en cada meditación diaria, pero antes de seguir os invito a leer lo que mi amigo y maestro en el mundo de los blogs, Julio, escribía en la entrada titulada: Buscando la voluntad de Dios , allí hace referencia a unas palabras dichas por el conocido doctor House: “Si tú hablas con Dios eres piadoso, pero si Dios habla contigo eres esquizofrénico". Me uno a Julio cuando dice que si no fuera cristiana estaría de acuerdo con esa frase, pero... Dios ha hablado y aún hoy, habla a través de la Biblia. A continuación os comparto algunas de las cosas que Dios me dijo durante el mes de Septiembre (como son muchas sólo pondré algunas...):

Jueves, 1 de Septiembre: “Predica la Palabra; persiste en hacerlo, sea o no sea oportuno; corrige, reprende y anima con mucha paciencia, sin dejar de enseñar.” (2ª Tim 4:2) ¡Qué reto! ¡Cuántas oportunidades perdidas por pensar que no era “oportuno” hablar del evangelio...!

Lunes, 5 de septiembre: “Vosotros quedaos quietos, que el Señor presentará batalla por vosotros” (Ex 14:14). A veces, sin embargo, hay que simplemente confiar y descansar en el Señor y pedirle que él libre nuestras “batallas”.

Miércoles 7 de septiembre: “Examíname, oh Dios, y sondea mi corazón; ponme a prueba y sondea mis pensamientos” Sal 139:23 “Mi corazón... mis pensamientos...” , lo que nadie puede ver... eso es lo que quiero que Dios examine y límpie...

Viernes 9 de septiembre: “... siempre humildes y amables, pacientes, tolerantes unos con otros en amor.” Ef 4:2. ¡Qué clara es la Palabra...! ¡Cuánto nos ayudaría en nuestras relaciones si la siguiéramos...!

Lunes 12 de septiembre: “Manteneos libres del amor al dinero, y contentaos con lo que tenéis, porque Dios ha dicho: “nunca te dejaré, jamás te abandonaré”" (Hb 13:5) En estos tiempos de inestabilidad económica esta es una promesa a la que tenemos que “aferrarnos” y cada día tenemos que aprender a estar “contentos” por las cosas que tenemos y en mi caso, como madre, es mi responsabilidad que mis hijos aprendan a valorar lo que tienen y a no dejarse llevar por el “consumo”...

Martes 13 de septiembre: “Cobrad ánimo y armaos de valor, todos los que en el Señor esperáis” (Sal 31:24). “Ánimo” en la espera... es algo que el Señor me está recordando en este año porque de verdad lo necesito...

Sábado 17 de septiembre: “Venid a mí todos vosotros que estáis cansados y agobiados, y yo os daré descanso.” Mat 11:28 “A ti voy Señor, con mi carga y mi cansancio...”

Domingo 18 de septiembre: “¡Adelante! Respondió el escudero. Haz todo lo que tengas pensado hacer, que cuentas con todo mi apoyo.” 1º Sam 14:7 Aquí el Señor me recordó la importancia de apoyar a otros en su trabajo y a la vez me hizo dar gracias por todos los que me han apoyado a lo largo de mi vida...

Como veis el Señor habla a través de su Palabra, ¿qué te está diciendo a ti?

4 comentarios:

Julio dijo...

¡Gracias por la mención!, un honor ser citado en este blog, gracias por tus meditaciones.

Víctor dijo...

Estoy meditando en Efesios 4. Somos un cuerpo, y mi crecimiento depende también de los demás miembros de la iglesia, no únicamente de mí; y al contrario lo mismo, porque si yo no crezco en el Señor estoy impidiendo que los demás lleguen al varón perfecto a la medida de la plenitud de Cristo. ¡Es tan sumamente importante el ser unánimes y andar en amor!.

elim-el oasis de Eva dijo...

Julio, tú eres el "maestro bloguero" y una referencia para mí, gracias por tu ayuda en los comienzos de este blog. Que el Señor te ayude a seguir escribiendo desde tu cosmovisión cristiana...

elim-el oasis de Eva dijo...

Víctor que el Señor nos ayude en nuestro diario caminar...