domingo, 21 de febrero de 2010

Ian y Larissa: una historia de amor a pesar de...

Hace tiempo leí en el blog Radical Womenhood una petición de oración por Ian y Larissa y como tenía puesto un enlace al blog de “Pray for Ian” (Ora por Ian) pude saber más de la historia que había detrás. Si sabes inglés puedes leer un resumen que apareció en la prensa aquí, si no te resumo la historia:
Ian y Larissa eran dos jóvenes cristianos que salían juntos y tenían expectativas de casarse, pero una mañana Ian sufrió un grave accidente de tráfico (Sep de 2006) que le provocó una lesión cerebral y el estar un tiempo en coma. Larissa decidió no abandonar su relación sino que lo visitaba todos los días al hospital para leerle libros, hablar con él. Describe este tiempo así: “Estaba con Ian, pero él no estaba con nosotros...Sin embargo, pienso en el tiempo que estuve sentada al lado de su cama, cuando él ni siquiera podía abrir los ojos. Para un observador, sería lo más aburrido, pero yo sentía gozo al estar junto a él.”
Larissa ha estado esperando a Ian por todos estos años, viendo cómo él aprendía a comunicarse con parpadeos, luego con gestos, después alguna pronunciación de sonidos y ahora con la articulación de algunas palabras tales como “te amo”.
Una de las últimas noticias que aparecen en su blog es que planean casarse y a este respecto Larissa escribía lo siguiente: “Casarse es una gran decisión. Cada pareja que quiere casarse debe contar los costos de un compromiso de por vida. Para algunas parejas el costo puede ser tan grande como abandonar una carrera para trasladarse a otro lugar, o “tan pequeño” como dejar unas vacaciones tradicionales para hacer otras nuevas con la nueva familia... El costo de nuestro matrimonio parece ser más extremo. Y no es una “fotografía perfecta de boda” como algunas veces el resto del mundo tiene o tendrá. Ian tiene una lesión cerebral. Su padre acaba de morir de cáncer. Tenemos muy poco soporte financiero. Es bastante posible que no podamos tener niños. La lista de “costos” podría continuar... pero todos estos costos pueden ocurrir a cada matrimonio. Sólo es que nosotros los conocemos por adelantado...pero ¿por qué nos casamos? Bien, simplemente porque nos amamos. Y disfrutamos juntos...Nuestro matrimonio será bastante diferente a como lo imaginamos hace cuatro años. Pero no puedo evitar sonreír cada vez que miro a Ian y él ha estado luchando estos años para estar mejor ... para mí... Ian seguramente esté en una silla de ruedas cuando llegue el día de nuestra boda, y puede ser que no recuerde todos los detalles de la ceremonia. Pero dos cosas que nunca ha olvidado a través de todas sus pruebas son: que Dios es bueno y que está enamorado de mí...”
Hace unos días se ha estado celebrando el día del amor y para mí esta historia es un claro ejemplo de lo que significa “el amor a pesar de...”

7 comentarios:

emmanuelcastillo dijo...

Una preciosa historia. Gracias por compartirla.

elim-el oasis de Eva dijo...

Hola Emmanuel, esta historia me hizo pensar, entre otras cosas, en lo importante que es nuestra reacción ante lo que la vida puede depararnos. Un saludo para la familia.

Triple dijo...

Nunca sabemos qué va a suceder al siguiente día; a veces damos muchas cosas por hecho y por eso es tan importante expresar nuestro amor cada día a aquellos que están más cerca de nosotros.

elim-el oasis de Eva dijo...

Totalmente de acuerdo Triple, pero ¡qué fácil es dejarse llevar por la rutina y no apreciar las cosas pequeñas del día a día!

Rodolfo dijo...

Preciosa historia muy real, que nos compartes mi Eva querida. Cuán cierto es lo que tenemos que afrontar y enfrentar en la vida, y es maravilloso cuando pertenecemos a Cristo y Él pone que tengamos de la mano a un ser que verdaderamente nos ama y que nos lo ha demostrado.
Lo he vivido esto en mi propio caso. Claro que no fue tan intenso como el relato que nos pones en este post, pero la lucha ha sido dura durante estos casi 20 años, pero fue terrible por muchos años. No sólo tuve y tengo un magnífico esposo a mi lado, sino unos excelentes padres y maravillosos hijos, que cada uno cooperó con su parte para que yo pudiera salir adelante. Y no puedo olvidar a los entrañables amigos, en este caso a mi preciosa Keila, que con sus consejos y demás, me fue conformando en lo que respecta a escritura y ahora, me tienen aquí dándoles lata, ja,ja,ja, no perfecta, pero prosigo a la meta.
Lo primodial y más importante fue que el Señor tiempre estuvo a mi lado, impulsando a todas estas magníficas personas para que yo saliera adelante.
Tanto de lo que relatas, como lo que viví, puedo decir que: ¡Eso es amor! Gracias por compartir. Sigue adelante con tu hermosa labor. Oremos por Ian, el Señor es Poderoso.
Besitos preciosa españolita.

Isa dijo...

¡EVAAAAA! Para variar, salió el comentario con el nombre de mi esposo, ja,ja,ja,¡ups! olvidé cambiar la dirección. ¡Mamma mía!, je,je. Oye, me doy cuenta, que más que comentario, casi hice un post. I'm so sorry.
Besitos.

elim-el oasis de Eva dijo...

Hola Rodolfo-Isa...gracias por compartir tu historia con los lectores de este blog. Me alegro tanto que gracias al apoyo de tu familia y de nuestro buen y gran Dios estés tan recuperada y habiendo conocido lo que significa el verdadero AMOR. Un abrazo, ya sabes que me alegro cuando veo que te pasas por este "oasis" y dejas tu "huella".