lunes, 7 de julio de 2008

Cambio de aires

A veces se oyen expresiones como: "necesito un cambio de aires", o "qué bien me vendría un cambio de aires"... Esta semana pasada ha sido algo así: "un cambio de aires" y la verdad, me ha venido muy bien. Los niños han disfrutado de abuelos, tíos y primos, y... yo también.
La boda de Mamen y Paco estuvo bien (y lo último que sé es que estaban en algún lugar de México, viendo ruinas Mayas, creo). Os cuento dos anécdotas:

1ª/ Josué y Nora tenían que entrar delante de la novia y recorrer el "largo pasillo" hasta el lugar donde se tenían que sentar los novios. Josué muy bien, pero Nora me miró y puso una cara rara diciéndome que ella no iba... si no iba yo con ella. Así que fui una "dama de honor" improvisada y Nora fue siguiéndome con la mirada, yo preferí no mirar a nadie...

2ª/ Otra vez con Nora, al final de la ceremonia tenía que entregar a los novios su cesta llena de monedas (y con las que había estado jugando durante la ceremonia) y otra vez ella dijo que de dar su cesta, nada de nada. Nuevamente una "ayudita" por mi parte en forma de "dulce" empujoncito y "quitarle" la cesta. Nora empezó a hacer "pucheros" y menos mal que la madrina se había dado cuenta y enseguida se las devolvió. A partir de ahí ... todo normal.

Esta semana ha dado para muchas visitas, una de las primeras fue visitar a mi tía Juana que se ha roto la cadera en una caída y ahora la está cuidando muy bien mi prima Raquel. Van a ser unos meses duros y le deseo una pronta recuperación.

Otro día estuvimos en casa de mi hermana mayor(Lydia), ella tiene un salón de peluquería y todos aprovechamos para cambiar de "look". Allí pude hacer el estreno de la película "Most" y fue muy bueno el tiempo de comentario después. (Estábamos unas catorce personas)

Al día siguiente en casa de mi hermana Noemí (que tiene conexión) y así pude poner algo de orden en mi correo y visitar algunos blogs "amigos".

El jueves día de la reunión de oración: la lectura fue en el Salmo 119:97-104. "¡Oh, cuánto amo yo tu ley!"...

El viernes fue el día de disfrutar con el pequeño "Izan", (de 1 año y medio) luego llegó Víctor y todos estuvimos muy contentos.

Ah, y el sábado otra boda, esta vez de Rubén, un amigo de la iglesia, que se casaba con una mejicana, Azucena. Después seguirán estudiando en un Instituto Bíblico de Texas, que es donde se han conocido. ¡Que el Señor los use mucho en su obra!

Luego el domingo en la iglesia de Daimiel y vuelta a casa...

Pero ... ha sido un "buen cambio de aires".


8 comentarios:

Lisi dijo...

Me alegro mucho de que estéis disfrutando. ¡Qué guapos están los niños!

Hace un par de veranos conocí Úbeda - ¡precioso! No está lejos, ¿verdad?

Brisa Nocturna. dijo...

Eva,que bueno que estas de regreso y la pasaste tan lindo,bueno que hasta cambio de look y todo jejeje,a ver si nos muestras una foto ehh ;)!Tus niños,preciosos y enhorabuena por tus cambios de aires,que siempre son necesarios.

Un abrazo.

elim-el oasis de Eva dijo...

Hola Lisi, sí, Úbeda está muy cerca de Linares y es una ciudad, junto con Baeza, con mucha historia.
Hola Brisa, bueno, este año me he contenido con mi cambio de imagen y sólo ha sido un poco de "recorte" pero está atenta que pondré alguna foto familiar...

Keila dijo...

Je, je, yo sigo en los cambios de aires. Pero ya me estoy cansando porque lo mejor de viajar, es regresar al hogar...

Lillian dijo...

¡Que lindos tus nenes!

elim-el oasis de Eva dijo...

Keila de acuerdo contigo, pero sigue disfrutando de tu aventura por este lado del charco.
Lillian gracias por tu blog, siempre tan lleno de buenos recursos

Triple dijo...

¡A mí me encanta romper con la rutina y cambiar de aires! Es hasta saludable!!!

vIDa dijo...

Que bueno que la pasaste tan bien, y tambien que ya estas de regreso. Que lindos estan tus ninos!
Saludos